Llamadas telefónicas

Que algunas empresas me frían el teléfono fijo, o el móvil, a llamadas para hacerme ofertas es algo que me suele poner de los nervios. Aunque debo reconocer que últimamente me está divirtiendo bastante. Hace un rato, he recibido una de una teleoperadora que se presentó como trabajadora de Aquaservice y me ofrecía un dispensador de agua.

A veces me han llamado por error porque, por lo visto, el número fijo que tengo desde que me instalé en mi nueva casa aparece en una lista de establecimientos de hostelería o algo por el estilo -cosas de Telefónica-. Al oír lo de ese dispensador de agua, pensé que estaba ante una equivocación similar, y se lo comenté a la teleoperadora. Me respondió que no importaba, que también ofrecían esos dispensadores a particulares.

Me dio la risa y le dije que no lo necesitaba, pero insistió:

Nuria Roca lo anuncia para particulares.

Me dio más risa. Con todo el respeto para Nuria Roca y poco para la teleoperadora, convencida de que podía conquistarme con ese reclamo publicitario. Pero la voz al otro lado de la línea no se rendía: 

-La única diferencia es que a las empresas les dejamos vasos de plástico y a los particulares, no.

También parecía muy segura de que esa distinción me fuera a servir para algo. Intenté explicarle que mi vivienda es un apartamento pequeño donde no sobra el espacio. Y ahí se preparó para (intentar) darme la estocada:

-El dispensador sólo ocupa 1,30 metros de alto.

No me dejó más remedio que aproximarme a mi nevera, comprobar que no me llega ni a la cintura -bastante más abajo- y replicarle:

-Mi nevera es más baja que eso.

Y al fin se dio por vencida. Eso sí, hay que reconocerle que fue muy dura de pelar en esto de la venta a distancia.

Esa llamada no fue una confusión, pero sí he recibido otras protagonizadas por interlocutores que no sólo persisten en su error, sino que encima han intentado convencerme de que no soy quien soy, sino quienes ellos dicen que soy. Y cuando ya ven que no, como van acelerados, soy yo quien tiene que repararles la avería en los frenos.

Como un tipo que llamó preguntando por un tal Fulgencio Pérez. O quizá era Ambrosio González. O Fulano de Tal, no recuerdo ni el nombre ni el apellido. Vamos, que buscaba a alguien que no era yo, la única persona residente en este piso.

-Se ha equivocado de teléfono -le dije.

Puede que no me creyera. O puede que estuviera tremendamente seguro de que alguien como él es incapaz de equivocarse cuando marca un número de teléfono. Ante su estupefacción por no ser yo quien él creía que era, le pregunté si estaba llamando a alguna empresa, porque algunas me habían llamado pensando que mi número es el de algún establecimiento comercial. Y le hice saber que estaba comunicándose con una casa particular. Pero ni puñetero caso:

-No, yo estoy buscando a esa persona.
-Y yo le digo que se ha equivocado de teléfono.

No había forma. Si él no aceptaba su error y yo no era quien él creía, el diálogo de besugos podía continuar sine die. Por su parte, como él mismo se ocupó de dejar claro en su siguiente tentativa:

-¿Pero usted no lo conoce?

Se refería, evidentemente, al personaje por el que preguntaba, cuyo nombre ya digo que no recuerdo. Lo que sí recuerdo es que le expliqué por enésima vez que se había equivocado de teléfono, que no insistiera y que le colgué. Un tío tan pesado no me dejaba otro remedio.

Como colofón a estas historias de llamadas no deseadas, otra muy breve a la que saqué bastante jugo. Suena mi teléfono fijo. Una voz femenina que me da los buenos días me habla de unos maravillosos descuentos que me va a ofrecer en mi línea móvil y fija. Me pregunta si puedo ser tan amable de decirle con qué compañía tengo contratados esos servicios de fijo y móvil. Mi respuesta:

-Con NBC World News.

Segundos de silencio. Su réplica:

-Vale, caballero, no le molestaré más.

Mi contrarréplica: “¡¡¡¡JAJAJAAJAAJAAJAA!!!!”.

WhatsApp Image 2019-12-04 at 14.25.14.jpeg
El teléfono que tantos momentos peculiares, como mínimo, me ha hecho vivir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s